3 feb. 2013

El Gimnástico imparable suma tres nuevos puntos en el minuto 89 ante el Puertollano

La igualdad fue la tónica en un partido en el que los locales estaban crecidos tras su estupenda racha de las últimas jornadas, aunque es cierto que ambos equipos salieron al campo de juego respetándose y sin que la posesión terminase de caer en ninguno de los dos lados. Pero pasados los 15 minutos de juego los de Félix Pérez decidieron intentarlo con varios disparos a puerta, Ángel Luis tuvo la primera gran ocasión que a duras penas lograba evitar Reguero. 

CLASIFICACIÓN GRUPO XVIII TRAS LA JORNADA 23
Los locales se hicieron con la posesión a partir de ese momento y elevó e ritmo de su juego y parecía empezar a tener controlado el partido, aunque el Puertollano tiró de galones y respondió con con lanzamiento de falta directa que Andrés estuvo a punto de convertir en la desilusión local de la tarde. También tuvieron ocasiones de gol los visitantes, José Manuel tuvo la primera con una reorganización del juego visitante que empezó a poner en apuros a los rojillos. El Gimnástico a través de Obi intentaba recomponerse y encontrar el gol, pero el Puertollano se lo puso muy difícil en esta primera mitad, aunque se llegase al descanso con empate a cero.

Mucho más decidido salió el Gimnástico en la segunda mitad, que tuvo en Ángel Luis su mejor baza, quien a los 12 minutos de reanudar el juego a punto estuvo de adelantar a su equipo. Luego otras ocasiones que volvían las tornas de cara al Gimnástico, con las ocasiones de Carlos García en el minuto 58 y de Jaime Núñez en el 67 de cabeza. Juanda para el Puertollano pondría la réplica en el 86, pero el marcador seguía cerrado hasta que en el minuto 89 Agus, recién recuperado de su lesión, lanzó con potencia un balón que se colaba por la escuadra para establecer el que sería ya el definitivo 1-0 con el que el Gimnástico suma así su tercera victoria consecutiva y habiendo logrado 18 puntos de los 24 últimos en juego, y sube un puesto en la clasificación provisional colocándose octavo.